viernes, 2 de marzo de 2018

Reseña #159: Entre tonos de gris - Ruta Sepetys




Título: Entre tonos de gris

Autor: Ruta Sepetys

Editorial: Maeva

Páginas: 288

Sinopsis: El conmovedor testimonio de una adolescente que la respiración, captura el corazón y revela la milagrosa naturaleza del espíritu humano. ¿Alguna vez ha caído en tus manos un libro que no has podido soltar ni un instante? Entre tonos de gris es uno de estos libros. No importa si tienes doce, cuarenta o noventa años, esta novela te atrapará y hará que te olvides del mundo que te rodea. La novela comienza cuando Lina y su familia son arrancadas a la fuerza de lo que había sido su plácida existencia hasta ese momento, y los acontecimientos se precipitan por una terrible espiral. Desde las primeras líneas, la poderosa voz de Lina, su joven y valiente protagonista, nos arrastra. Su fuerza y su voluntad de mirar siempre hacia delante nos impresionan. Pero, sin duda, su dignidad y su determinación de ser ella misma a pesar de las circunstancias son lo que nos conquista para siempre. Entre tonos de gris nos muestra que incluso en la noche más oscura hay luz. Y que el amor es el arma más eficaz.


Encontré este libro entre las estanterías de Yenny que está ubicado en el centro de la ciudad de Mendoza. Al principio cuando lo vi tuve cierto temor para agarrarlo y llevarlo a la caja para pagarlo porque sabia que es una autora que escribe sobre hechos históricos y generalmente son también bastantes desgarradores, de cualquier manera sé que es una autora muy recomendada y que tiene muchos seguidores así que tome coraje y me lo lleve.

Ese mismo día lo empecé, pero estando de vacaciones mucha importancia no le di, así que finalmente me puse con este libro cuando volví a La Plata.

Nuestra protagonista es Lina una chica de quince años que ama dibujar. Ella, junto con su familia, vive en Lituania, estamos situados en el año 1941, si yo mal no recuerdo estamos transitando la Segunda Guerra Mundial.

“Me sacaron de casa en camisón.
Si echo la vista atrás, me doy cuenta de que todas las señales de lo que iba a ocurrir estaban ahí: las fotos de familia ardiendo en la chimenea, mi madre cosiendo por las noches la plata y sus mejores joyas en el forro de su abrigo, y papá que no volvió del trabajo. Mi hermano pequeño, Jonas, hacía preguntas. Yo también, pero quizá no quise atar cabos sobre lo que significaban todas esas señales. Solo más tarde comprendí que mi madre y mi padre querían que escapáramos. Pero no lo hicimos.
Vinieron por nosotros y nos sacaron de casa.”

Lina, su madre y su hermano, son sacados en la mitad de la noche de su casa por unos soviéticos que irrumpen para llevárselos a un tren que los va a llevar Dios sabe dónde.

El libro es la narración de la supervivencia de Lina a lo largo de todo el trayecto que tiene que afrontar.

A ver... no puedo decirles mucho de la trama porque arruinaría la “magia” (si se le puede decir así) de lo que es la historia. Es el segundo libro que leo sobre la Segunda Guerra Mundial y todo lo que tuvieron que sufrir las personas que solo eran civiles, en los dos casos fueron libros cuya voz era femenina y eso es mas mágico todavía porque en ese momento la voz de la mujer no tenía tanta fuerza como la que tiene ahora, pero en estos libros son mujeres realmente fuertes y muy poderosas.

Lina es una protagonista que me encantó, es fuerte y decidida, sobre todo la ame cuando en una parte, cerca del final, pasa algo que realmente la rompe a ella por dentro como protagonista y nos rompe a nosotros lectores, y en ese momento, cuando parece que ya se va a dar por vencida, que ya no va a luchar más para sobrevivir, su único pensamiento es, "Quiero vivir". Es extraordinaria su fuerza.

“¿Se han preguntado alguna vez cuánto vale una vida humana? Aquella mañana, el precio de la vida de mi hermano fue un reloj de bolsillo.”

Hay más personajes, obvio, como la madre, que es una luchadora innata, que logra mantener a sus hijos vivos y sanos, que siempre ayuda a los demás; o el hermano, un niño de once años que tuvo que hacerse hombre de la noche a la mañana, que cuando yo leía lo que decía parecía un joven de veinte; también está un hombre al que le dicen "el calvo", que siempre tira comentarios malos y negativos, que en el fondo es una buena persona; o Andrius, un chico que conocen en el tren, que arriesga su vida constantemente para mantener con vida a sus amigos.

“¿Qué era más difícil, morir o ser el sobreviviente? Tenía dieciséis años, era huérfana, estaba en Siberia, pero lo sabía. Era lo único sobre lo que no tenía dudas, nunca: quería vivir. Quería ver crecer a mi hermano. Quería volver a ver mi patria. Quería ver a Joana. Quería volver a sentir el aroma de las lilas que la brisa traía hasta mi ventana. Quería pintar los campos. Quería ver a Andrius con mis dibujos. En Siberia solo había dos escenarios posibles: el éxito significaba sobrevivir, el fracaso significaba morir. Yo quería la vida. Quería sobrevivir.”

Es un libro que tiene una fuerza increíble, que narra hechos desgarradores, pero que pasaron de verdad, con experiencias de verdad.

Valoración



Los leo!

1 comentario:

  1. Hola, te sigo desde hace tiempo ya, pero no recuerdo haber venido a tu blog, es super raro. Pero quería decirte que me encanta la estética del blog, los colores, la letra, las flores. Es todo muy hermoso, me encanta 💖
    El libro no lo leí, lo había visto por ahí, pero no tenía idea de qué trataba. Y ahora que sé, estoy segura de que no lo voy a leer porque no es el tipo de historia que me gusta. Las historias tan tristes no me gustan porque me llegan al corazón y termina deprimida jaja. Pero bueno, me gustó tu reseña y que bueno que te haya gustado tanto. Un beso.

    ResponderEliminar